Ihr Merkzettel: 0 Artikel

El lápiz – El corazón de la compañía

El lápiz ha sido un compañero fiel en nuestro día a día durante muchos siglos. Más del 81%  de los alemanes utilizan lápices de manera habitual - por ejemplo, para hacer anotaciones o dibujar (fuente: Statista, 2011). Sin embargo, no queda del todo claro dónde se encuentran sus orígenes.

Lo que sí sabemos es que ya en el siglo XVII existían los llamados "hacedores de lápices de plomo", los cuales ejercían su oficio en Alemania - en la región de Nuremberg en particular.

Uno de los pioneros de lápiz fue Friedrich Staedtler, un antepasado del fundador de la compañía. Él hizo de fabricar lápices su profesión principal y existen referencias a su figura en los anales de la ciudad de Nuremberg en 1662.

Él fue el primer artesano en hacer lápices de principio a fin - desde la mina y el corte del listón de madera hasta el lápiz acabado en sí mismo. Aunque sus acciones suponían una violación directa de las normas del Consejo de Nuremberg, que había determinado que esto requería dos expertos diferentes, su forma de actuar allanó el terreno para el resto de la profesión.

Para fabricar un lápiz, se necesitan dos tipos de profesionales

Para cortar el grafito:

  • Cortador de mina
  • Moldear la mina

Para el resto del proceso:

  • Carpintero
  • Ensamblador
  • Afilador a cuchillo
desplazamiento izquierda/derecha